Hablemos del final de vida

Acompañar al final de la vida es lo que he venido haciendo desde hace bastantes años.

Tras una larga trayectoria como médico de familia, los cuidados paliativos me sedujeron, con todo lo que significaba sumergirse en el sufrimiento que envuelve el final de vida de una persona y de quienes la quieren y cuidan.

A eso me he dedicado y entregado, poniendo en marcha distintos proyectos, pero siempre con la atención puesta en la necesidad de hablar de ello, de compartir mi experiencia y aprendizaje, mediante la palabra escrita o mediante sesiones de formación y conferencias.

Porque tengo el convencimiento de que hablar del final de vida puede ayudar a muchas personas a comprender, a entender lo que pasa, y a superar, aunque sea un poco, el miedo universal a lo desconocido.