"Historias con alas"

Sueños cumplidos al final de la vida

La Fundación 38 grados tiene la misión de hacer posibles sueños, anhelos, deseos pendientes, a personas que se encuentran gravemente enfermas o ya al final de su camino. Una tarea maravillosa que transporta hacia momentos de plenitud y felicidad a múltiples enfermos (y a sus familiares) y a llenar de sentido esta etapa de sus vidas.

Conocí a sus integrantes de forma aparentemente casual (nada es casual), y de ese encuentro surgió el compromiso de relatar un puñado de esas historias que ellas habían hecho posible, historias cargadas de humanidad y esperanza.

 

Este libro recoge una treintena de esas historias. En ellas cruzarán sus destinos infinidad de almas generosas, unas anónimas, otras muy célebres, pero todas confabuladas por hacer realidad el anhelo de enfermos que en todos los casos se han mostrado como muy especiales. Y es que la complicidad generada entre todos los participantes, incluidos muchísimos profesionales sanitarios, ha sido uno de los grandes milagros de este proyecto.

 

Y en medio de las despedidas, o los encuentros con famosos, o la asistencia a eventos de lo más diversos, o las experiencias más dispares, habrá un espacio particular para la Fundación Paliaclinic, pues también se relata la consecución de uno de esos sueños en medio del acompañamiento realizado.

 

La vida es vida hasta el final. Si quieres comprobarlo, la lectura de "Historias con alas" te espera.

Tapa blanda. 188 páginas.



OPINIONES

Es un libro muy especial... historias muy positivas y llenas de luz, donde de se puede ver cómo esas personas, durante unos días, salen de sus limitaciones para conseguir vivir intensamente un sueño. Una persona en esa etapa es consciente de que hay que vivir y disfrutar cada minuto, rodearse de las personas a las que ama y las cosas más sencillas.

Mi hija es la protagonista de una de las pequeñas historias, y recuerdo lo feliz que la hizo cumplir uno de sus sueños.

Un libro para descubrir lo que de verdad importa y nos llena.


Lectura fácil que toca el alma, vale la pena leer con un buen pañuelo. Desearía que muchas más personas tuvieran el corazón, la dedicación y el deseo de ayudar a los demás en la necesidad.

Este libro me ha conmovido... leerlo ha sido fantástico, porque ha despertado la ilusión y muchas emociones en mí.


Excelentes relatos con sensibilidad y humanidad de personas anónimas con una gran labor de apoyo emocional.


Maravillosa lectura, entrañables historias reales de los últimos deseos cumplidos al final de la vida, gracias a la Fundación 38 grados. Puro amor. Recomendable lectura y como libro a regalar.



ENLACES DE COMPRA